la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




domingo, 26 de septiembre de 2010

"Un aporte a la vida"


EL MUSICO GUSTAVO SANTAOLALLA

“La tarea que las Abuelas vienen realizando desde 1977 relacionada a la recuperación de los hijos de desaparecidos amerita la candidatura por muchos motivos. Escuché de ellas por primera vez a través de mi hermano del alma, León Gieco”, afirma el músico Gustavo Santaolalla.

Desde Los Angeles, el compositor y productor ganador de dos premios Oscar destaca que “la dedicación y el compromiso con su trabajo, el apoyo en pruebas científicas para el reconocimiento, la intención no de venganza ni de resentimiento, sino de orden y justicia. Todos esos componentes hacen de las Abuelas de Plaza de Mayo una organización ejemplar en el mundo entero. Un grupo de seres humanos que a través de su labor nos ayudan a acercarnos más a la paz en toda su amplitud.”

–¿Qué aspecto de su tarea es la que más destaca?

–Creo que la combinación de todas las facetas que involucran su trabajo es lo que las hace únicas e imprescindibles.

–Es la tercera vez consecutiva que se impulsa la candidatura de Abuelas. ¿Cómo evalúa las chances de que la organización obtenga el galardón?

–Creo que desafortunadamente en el mundo siguen existiendo no sólo situaciones similares a las que ocurrieron en nuestro país y que llevaron a la creación de las Abuelas, sino que todavía nos encontramos frente a un planeta donde la raíz ideológica que lleva a los hombres a cometer atrocidades inconcebibles perdura. Pienso que es un gran momento para que a través de un reconocimiento como el Premio Nobel a las Abuelas de Plaza de Mayo el mundo pueda quizás entender y aprender un poco más de quiénes somos, y cuál es la diferencia que podemos hacer y aportar a la vida de todos.