la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




viernes, 12 de noviembre de 2010

Ley de Caducidad: Poder Ejecutivo excluyó otro caso

Muerte del sacerdote salesiano Guarino Moscatelli en 1982

La República. 12 11 10

El Poder Ejecutivo excluyó el expediente judicial por la muerte del sacerdote salesiano Francisco Guarino Moscatelli del amparo de la Ley Nº 15.848, "Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado", ante la existencia de "nuevos elementos de prueba" en la indagatoria penal.

El expediente judicial IUE 93-127/1982, por el cual se investiga la muerte del sacerdote, fue elevado en consulta al Poder Ejecutivo por el juez Penal de 3er. Turno, Sergio Torres, para determinarse si el caso estaba "comprendido o no dentro del supuesto de caducidad de la pretensión punitiva del Estado consagrado en el artículo 1º de la Ley Nº 15.848".

En este sentido, "atento a que en la actualidad se han incorporado a la causa nuevos elementos de prueba que habilitan la continuación de la investigación, se estima que el hecho no se encuentra comprendido en el artículo 1º de la citada ley", por lo cual el Poder Ejecutivo resolvió devolver los antecedentes al Poder Judicial habilitando la indagatoria. Guarino Moscatelli era un sacerdote salesiano de 50 años, fallecido en el Hospital Maciel el 9 de diciembre de 1982, tras ingresar al nosocomio con "politraumatismos graves". Sin embargo, "sus lesiones y muerte se produjeron en circunstancias nunca aclaradas", según informó el sitio Montevideo Portal.

"Lo único que supimos (es) que se había accidentado y no había sido así. A mí lo que más dolió en el alma fue que la noche del accidente lo dejaron tirado como un perro. Dijeron que había caído de un edificio en Ciudad Vieja", expresó un familiar del sacerdote.

Caso Perrini

El hijo de un hombre muerto por torturas en las entrañas del Batallón de Infantería Nº 4 de Colonia, en dictadura compareció ayer ante la jueza Penal de 7º Turno, Mariana Mota, y la fiscal Ana María Tellechea, para ratificar la denuncia penal presentada horas antes por el "homicidio político" de su padre.

La jueza y la fiscal tomaron declaración al hijo de Aldo Perrini Guala sobre los pormenores de la detención de su padre, tras lo cual dispusieron la citación de varios de los testigos propuestos en la denuncia. Los testigos prestarán declaración sobre principios y mediados de diciembre. Perrini fue detenido el 26 de febrero de 1974 en su domicilio de la localidad de Carmelo (Colonia), por personal militar, siendo trasladado al Batallón de Infantería Nº 4, donde fue "brutalmente" torturado.

Su detención se concretó, en el marco de una represión desatada en Carmelo contra opositores políticos, "especialmente contra jóvenes de ideología política de izquierda (...) identificados con el Frente Amplio", según la denuncia presentada por el abogado Oscar López Goldaracena.

Sin embargo, la familia precisó que Perrini "no era militante comunista" como informara ayer LA REPUBLICA, sino "un hombre sin militancia política activa". Asimismo, la familia dejó constancia que la denuncia no se funda en la declaración de inconstitucionalidad de la Ley de Caducidad de la Suprema Corte de Justicia, sino que es parte de un proceso de análisis y recopilación de prueba sustanciado desde hace varios meses.

-----