la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




martes, 19 de julio de 2011

El dedo en la llaga

España recordó ayer el 75º aniversario del inicio de su guerra civil.


El mismo día en que se cumplían 75 años de la Guerra Civil Española se realizó un homenaje y entierro de 16 republicanos asesinados por las fuerzas franquistas y enterrados entonces en fosas comunes, de las que fueron retirados a comienzos de este mes.

La diaria. 19 7 11. Por Andrea Martínez

España conmemoró ayer el 75º aniversario del comienzo de la Guerra Civil, y el Partido Comunista español denunció que continúa “la injusticia histórica de mantener a miles de demócratas enterrados sin identificar en fosas comunes”. Así lo dijo el secretario general del partido, José Luis Centella.

Los comunistas españoles volvieron a reclamar que se retire la tumba del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, una reivindicación que se renueva cada año, así como las protestas por las calles y monumentos que todavía tienen nombres asociados al franquismo.

Desde el terreno político, también habló el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, quien lamentó que no se haya hecho “efectiva” la justicia o la reparación a las víctimas y aseguró que la Ley de Memoria Histórica es “timorata”. Agregó que hay una deuda “histórica” con las víctimas de la guerra y la dictadura y que para saldarla debe hacerse un juicio “justo” a los responsables de uno de los “mayores genocidios” de Europa.

Muchos de los temas de la Guerra Civil Española continúan pendientes, cientos de fosas comunes siguen sin ser excavadas e innumerables desaparecidos siguen sin ser encontrados. Ayer, justamente, 72 años después de ser asesinados, el 3 de abril de 1939, se enterraron los cuerpos de 16 hombres que fueron encontrados en una fosa común a principios de julio gracias a esfuerzos de organizaciones civiles.

Otra lucha cotidiana es la relativa a los nombres de calles y monumentos. Cuatro años después de la aprobación de la Ley de la Memoria Histórica, son al menos 140 las calles que todavía tienen nombres relacionados al franquismo. En este sentido, ayer la calle madrileña Doctor Vallejo Nájera amaneció ayer con otros nombres, como “Calle de la Libertad” o “Calle contra la Impunidad”, a raíz de la iniciativa “Limpiá tus calles de fascismo”, del Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid. Esta iniciativa busca tapar nombres de calles y edificios públicos vinculados al franquismo por otros escritos en adhesivos.

En un comunicado emitido ayer, el foro señaló que Antonio Vallejo Nájera fue el “director de los servicios psiquiátricos del ejército franquista”, que fue “responsable de la justificación que llevó al robo de niños o al encierro en psiquiátricos de madres solteras tras la Guerra Civil”.

En su comunicado, el foro instó ayer a “las autoridades de Madrid y de toda España” a retirar la “simbología fascista de una vez por todas”, y criticó especialmente la falta de acción del alcalde madrileño, Alberto Ruiz Gallardón, y de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ambos del conservador Partido Popular.

El texto señala que retirar los nombres relacionados con el franquismo “es una cuestión de legalidad y de higiene democrática". "Que la gente vea que los valores y actitudes fascistas no tienen cabida en nuestra sociedad”, apuntó.

El cambio de nombre alcanzó también al Polideportivo Municipal Moscardó que fue llamado “Criminal Moscardó”. El coronel José Moscardó se sublevó contra el gobierno y se unió a los golpistas. Se encargó de tomas de rehenes, trabajadores y familiares de dirigentes republicanos, de cuyo paradero no se supo más.

El presidente de la Federación de Foros por la Memoria, José María Pedreño, aseguró que van a redoblar esfuerzos e invitó a las personas que viven en las calles con nombres franquistas a que recurran al Ayuntamiento, para lo cual ofrecen en su web un formulario de reclamo para rellenar según el caso. En casos más extremos, también sugiere imitarlos y renombrarlas a la fuerza.
------------