la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




jueves, 7 de febrero de 2013

27 junio: Día Nacional de la Memoria





1973 -27 de Junio - 2013

HACIA EL DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA.



En junio de este año, se cumplirán 40 años de la instalación del Terrorismo de Estado en Uruguay  bajo la forma de un golpe militar que contó con el respaldo de sectores minoritarios de algunos partidos, algunas cámaras empresariales y algunos medios de prensa.

Este fenómeno político se inscribió por una parte, en la necesidad de impedir el desarrollo y el crecimiento de los sectores populares, que nucleados en partidos y sindicatos, cuestionaban el orden social imperante.

Por otra parte, los acontecimientos locales eran encuadrados por los sectores golpistas en el marco global conocido como la Guerra Fría.

Es sabido que el golpismo y la metodología del terror formaron parte de la doctrina de la seguridad nacional, elaborada en la Academia Militar de West Point e impulsada por el Departamento de Estado de los Estados Unidos; aunque sin duda es posible rastrear sus orígenes en la Alemania nazi.

Las secuelas de dolor y sufrimiento que dejaron los crímenes cometidos, para el caso de Uruguay entre 1973 y 1985 no han sido superadas aún y probablemente nunca lo sean del todo en términos históricos.

El derecho internacional humanitario ha elaborado doctrina, con el propósito de que los países y sus pueblos puedan superar estos fenómenos nefastos y fortalecer sus defensas jurídicas, políticas y culturales, para evitar su repetición.

Los cuatro pilares de la doctrina son: verdad, memoria, justicia y reparación.
Deben trabajar en todos ellos las organizaciones civiles y los estados, aunque estos últimos, como decía el profesor Joinet, no siempre actúan diligentemente.

En este marco, Crysol promueve, como organización que representa a todos quienes sufrieron prisión por razones políticas, gremiales, ideológicas o por mera arbitrariedad, una iniciativa  que apunta a fortalecer el principio de Memoria, referido a la dimensión social colectiva.

Nos parece oportuno pasados ya cuarenta años, trascender los actos grupales y sectoriales para tratar de hacer partícipe y de involucrar a la sociedad entera del profundo significado de algunos hechos históricos como los ocurridos en dicho período.

En definitiva reclamamos que de ahora en más  sea proclamado, legislado y establecido con la máxima solemnidad, desde 2013 en adelante, hacia el futuro, el 27 de Junio como DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA, la Verdad y la Justicia.

Debe serlo en conmemoración de las víctimas del Terrorismo de Estado.

Su característica excluyente debe ser: FERIADO NO LABORABLE. Es decir, que comprenda también a los trabajadores del sector privado. De lo contrario sería simplemente un día más de asueto para los funcionarios públicos.

Invitamos a todas las organizaciones sociales, sindicales y a todos los partidos políticos, sin excepción alguna, a acompañarnos activamente en la promoción y concreción de esta iniciativa.

Nos parece de especial importancia el papel que puede jugar al respecto el Pit-Cnt. El primer acto de la dictadura, luego de disolver las cámaras legislativas, fue precisamente la ilegalización de la CNT, la proscripción de los sindicatos y la orden de captura de sus dirigentes.

Seguirían en seguida, en la escalada represiva, las organizaciones sociales y los partidos políticos.

Aspiramos que todos los futuros 27 de Junio mientras este país exista, flameen los pabellones nacionales en todos los edificios públicos del país, en todas las escuelas, liceos y facultades, tanto públicas como privadas, en todas las empresas privadas y unidades de transporte, de la naturaleza que sean, en todos los cuarteles y academias militares, al igual que en todas las reparticiones policiales.

El ciudadano que ese día no concurra a ninguno de los innumerables actos que se realizan y que prefiera quedarse en su casa tal vez comiendo un asado, sabrá no obstante que ese día no fue a trabajar, pero tiene su salario pago porque es el DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA, en repudio al terrorismo de Estado, en defensa de la libertad y las garantías individuales y colectivas.

Si así acontece, habremos logrado una verdadera participación masiva de los ciudadanos, sin distinción política ni ideológica.

Será entonces un acto de reafirmación democrática, militante, comprometida con los valores de los derechos humanos proyectado hacia el futuro en procura del Nunca más Terrorismo de Estado.


¡¡VIVA EL DÍA NACIONAL DE LA MEMORIA!!

--------

Opinando N° 30 - Año 2 - Martes 5 de febrero de 2013