la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




sábado, 16 de marzo de 2013

"Cada país debe tener su archivo del Plan Cóndor"


Martín Almada descubrió en 1992 en Paraguay los documentos que probaron la coordinación de las dictaduras de la región.

El Observador. 16 3 13

Martín Almada es abogado, estuvo preso tres años durante la dictadura de Alfredo Stroessner en Paraguay y al salir dejó el país. En 1992 encontró los archivos del Plan Cóndor, nombre que se le dio a la coordinación de las dictaduras de la región. Tiene el acta fundacional del Cóndor donde está estampada la firma del militar uruguayo que participó de ese cónclave secreto realizado en Chile en noviembre de 1975. Lo que sigue es parte de la entrevista de El Observador a Almada.

¿Exactamente qué información contienen los documentos del Plan Cóndor? 

Son tres toneladas de documentos que podemos dividir en dos partes. Una contiene los archivos sobre la represión en Paraguay hasta 1989. Primero se persiguió a los anarquistas, después a los comunistas, luego a los socialistas y por último a los subversivos. La otra parte, son documentos y ubicamos el acta de nacimiento del Plan Cóndor con la reunión que se hizo en noviembre de 1975 en Santiago de Chile. Por Uruguay participó el Coronel del Ejército José A. Fons.


¿Había alguien más de Uruguay en esa reunión? 

No. Era un delegado por cada país. 

¿En esa acta fundacional, formalmente qué se escribió?

Tenía un preámbulo largo que en el fondo decía que se reunían para estructurar una estrategia de lucha para salvar a la civilización occidental y cristiana del comunismo. También se estableció que iban a operar con el modelo de Interpol. En el documento se lee que en cada embajada habría siempre un Cóndor, un funcionario de la Policía secreta, con rango diplomático con todos los privilegios. El documento en sí es el reflejo de la guerra fría.


¿Así que se utilizaría Interpol para realizar operativos?

Lo interesante del acta fundacional es que aparece la estructura de cómo iba a funcionar. Y ahí se dice que cada país debía tener su propio archivo.


¿Esos documentos son hoy la base del juicio que se realiza en Buenos Aires?

Nosotros fuimos a ver a los jueces argentinos que llevan adelante la investigación y les dimos la documentación para iniciar el juicio.


¿De los archivos, recuerda algo específico de Uruguay?

Encontramos los antecedentes de un militar uruguayo que vino a Asunción  a torturar uruguayo-italianos. Eran tres o cuatro los uruguayos torturados.


¿Quién era ese militar?

El mayor Carlos Calcagno del Servicio de Inteligencia del Ejército de Uruguay. Ese vino a torturar. Y cuando vino Jorge Videla en 1977, llegó en un avión y en otro avión de escolta se cargó a los presos políticos italo uruguayo e italo argentino. Esos presos no llegaron a Buenos Aires, los tiraron en el mar 
.

¿De qué sirve hoy hacer un juicio por el Plan Cóndor cuando todos los dictadores están presos o muertos?

El descubrimiento de los archivos fue en 1992, pero por la impunidad que hubo, esta gente siguió. Lo que queremos es saber la verdad de lo que pasó realmente.


En Uruguay aún siguen las investigaciones. 

A mí me llama la atención la conducta uruguaya sobre el Cóndor, donde una jueza que llevaba muy bien esos casos fue trasladada de su juzgado.


La jueza Mariana Mota. 

Sí. Y he visto las declaraciones de organizaciones de derechos humanos y ninguna se refirió al Plan Cóndor. Lo que estaba tratando esa jueza valientemente, era descubrir el Cóndor de Uruguay.

-------