la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




miércoles, 13 de agosto de 2014

Un poco más cerca

COMISIÓN APRUEBA EL NUEVO CPP

Caras y Caretas - 12 8 14


El proyecto del nuevo Código del Proceso Penal (CPP) se aprobó este jueves en Comisión y en los próximos días recibirá media sanción. Se consagra un sistema acusatorio, oral y público, donde la investigación de los ilícitos estará a cargo de los fiscales. Finalmente, no se estableció un régimen especial para la interceptación telefónicas de las altas autoridades nacionales.

La Comisión de Constitución y Legislación de la Cámara de Senadores aprobó el proyecto de nuevo Código del Proceso Penal (CPP), por el cual se consagra un sistema acusatorio, oral y público, donde la investigación de los ilícitos estará a cargo de los fiscales, y las víctimas tendrán la posibilidad de participar del proceso.
El proyecto fue aprobado por “unanimidad”, tras una “ardua” negociación en la que participaron los senadores Óscar López Goldaracena (Frente Amplio), Constanza Moreira (Frente Amplio), Ope Pasquet (Partido Colorado) y Ever Da Rosa (Partido Nacional), en representación de los tres partidos con representación en el Senado, afirmó López Goldaracena, a Caras y Caretas Portal.

El legislador destacó que la aprobación del CPP, que entrará en vigencia el 1º de febrero de 2017, es la primera parte de un paquete de reformas, que incluirá la aprobación de un nuevo Código Penal (actualmente a estudio de la Cámara de Diputados) y de la Ley Orgánica del Ministerio Público. También está sobre la mesa la posibilidad de crear un Ministerio de Asuntos Jurídicos, valoró López Goldaracena.
El futuro CPP implicará que la investigación penal estará a cargo de los fiscales, con asistencia de la Policía, y los jueces serán los encargados de decidir, lo cual ubicará en un plano de igualdad al Ministerio Público y a los imputados. Asimismo, valoró que se le otorgará participación a las víctimas de un hecho delictivo, que tendrán la posibilidad, si así lo desean, de participar de las audiencias, pedir pruebas y cuestionar un eventual pedido de sobreseimiento de los imputados por parte del Ministerio Público.
En este sentido, López Goldaracena lamentó los cuestionamientos esgrimidos en las últimas horas por la Institución Nacional de Derechos Humanos (Inddhh) al proyecto, particularmente en lo referido a la participación de las víctimas en el proceso. La Inddhh recomendó al Parlamento otorgar a las víctimas una participación “real y efectiva” en el proceso penal, con la posibilidad de deducir “acusación penal” (querella privada) contra los imputados, en caso de que el fiscal solicite su sobreseimiento.
El legislador explicó que la forma de participación de las víctimas en el proceso fue parte de “un largo proceso” de negociación entre distintas corrientes jurídicas, que redundó en la aprobación de un mecanismo que garantiza su posibilidad de “coadyuvar” a la Fiscalía en cuanto a la recopilación de la prueba, aunque sin llegar al nivel de la “querella privada”.
Habilitar la “querella privada” en forma amplia implicaría que las víctimas sean titulares de la acción penal, lo cual sería contrario a la lógica de que el titular de la acción penal sea el Ministerio Público y de que “el Estado tiene que ser el defensor de las víctimas”, dijo. Asimismo, López Goldaracena valoró que “en teoría” la querella privada “sería fantástica”, pero también se corre el riesgo de “generar desigualdad entre las víctimas que pueden acceder a pagar un abogado y las que no”.
“¿Se pudo haber logrado más alcance a la víctima? Seguro, pero esto fue parte de una negociación. Por ejemplo, en mi caso, hubiera preferido que la víctima pudiera apelar el fallo de un juez en caso de que se disponga el sobreseimiento del imputado, pero hubo que acordar entre distintas corrientes jurídicas de opinión para que (el nuevo CPP) tenga el sustento de todo el contexto político”, afirmó. Igualmente, López Goldaracena recordó que en el futuro CPP las víctimas podrán oponerse a un pedido de sobreseimiento emitido por el Ministerio Público, y en caso de que el juez comparta sus argumentos, el caso será remitido a un fiscal subrogante para que fije posición.

Todos iguales

Asimismo, López Goldaracena afirmó que la Comisión decidió excluir del futuro CPP todas las referencias inherentes a la conformación de un régimen especial para la interceptación de llamadas telefónicas de las altas autoridades nacionales, de forma de poder analizar el tema con “mayor profundidad” en un futuro.
“El sistema se mantiene. No se establece régimen especial para las altas autoridades nacionales, por lo que hoy en día cualquier fiscal puede solicitar la interceptación de las comunicaciones telefónicas de todos los jerarcas públicos, incluido el presidente de la República”, explicó López Goldaracena. ELa decisión de excluir este tema del proyecto fue parte de un acuerdo entre todos los partidos, ya que no existía consenso sobre el tema.

La Comisión tenía discrepancias en cuanto habilitar, prohibir o establecer un régimen especial para la interceptación de las comunicaciones de las altas autoridades, en el marco de una investigación penal, por lo cual se resolvió prorrogar la discusión sobre este punto, en virtud de que el CPP no entrará en vigencia hasta febrero de 2017 y existe la posibilidad de elaborar un proyecto de ley específico sobre el tema, en caso de que finalmente se entienda que esa es la mejor opción. El tema “se seguirá discutiendo”, expresó López Goldaracena.
------