la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




martes, 4 de junio de 2013

Emoción y el traslado del pasado al presente en Tacuarembó

Ultimas Noticias - 5 6 13


Siete de los 35 denunciantes por torturas en ese departamento ingresaron por primera vez en 40 años al cuartel conocido como Quinto de Caballería, ubicado en ruta 5, donde fueron detenidos y torturados en 1973. El abogado explicó a Unoticias cómo sigue la causa.


Son 35 denuncias en total por situaciones que vivieron comunistas, socialistas y dirigentes sindicales.

Este lunes, como parte de las pruebas que solicitó el abogado Kley Espinosa, que lleva adelante las mismas, algunos de los protagonistas fueron a recorrer las instalaciones.

Pasaron 40 años desde las primeras detenciones y el impacto fue muy fuerte. Recordar lo vivido y señalar lugares y espacios.

Es un cuartel importante. Con muchas construcciones nuevas, lo que dificultaba el reconocimiento. “Estaba muy cambiado todo” dijo Kley a Unoticias.

Se cumplió con esta diligencia que estaba postergada. Aún está pendiente la declaración de los testigos que aún no comenzó.

El juez a argo se llama Gonzalo Arzuaga, y los fiscales, Rodrigo Morosoli, y René Predniselli.

En ese lugar hubo detenciones en distintos períodos, en 1973, hasta 1976.

La dictadura en el interior del país fue dura. Los militares conocían a quienes perseguían, a sus familias, sus amigos, donde estudiaban sus hijos y con quienes se relacionaban. 

Eso hacía que la presión fuera mucho más fuerte, según recuerdan algunos de los que la sufrieron.

Si bien el primer departamento del interior del país que presentó una denuncia por violaciones a los DDHH, fue Treinta y Tres, hubo muchos involucrados que se trasladaron desde Montevideo a concretar la misma, armándose la estrategia en la capital.

En Tacuarembó el tema fue seguido con atención por el abogado Kley Espinosa y su señora, Inés Brunel, que es procuradora.

Ambos habían madurado la posibilidad de presentar una denuncia por los hechos ocurridos en ese departamento. 

Fue así que se pusieron al hombro la causa y comenzaron a realizar entrevistas que le permitieron conformar la denuncia penal que fue presentada el 29 de marzo de 2012 en el juzgado Penal de Primer Turno. El caso recayó en la jueza Virginia Ginares en una primera instancia.

Tacuarembó se transformó así en el primer departamento que organizó, desde el interior, una denuncia de estas características.

Privación ilegitima de libertad, torturas, robos, usurpaciones de domicilios, abuso de autoridad contra los detenidos, entre otros, forman parte del expediente.

Las torturas en Tacuarembó fueron, según recuerdan varios de los denunciantes, muy fuertes, a nivel de un campo de concentración nazi.

Las denuncias recaen, en su mayoría contra militares que estuvieron al frente del Regimiento de Caballería número 5, y también de policías que actuaron como apoyo.

Abarca un período más amplio y toma como punto de partida la represión que se gestó en 1972 contra integrantes del MLN, llegando hasta 1978.

El Jefe del cuartel era Aurelio Abilleira. El capitán Juan Urcuhar dirigía la represión. Son dos de los principales señalados en todos los testimonios ante la jueza que lleva el caso. A ello se suman el oficial Chaines, alias “el chajá” otro oscuro personaje de la época.

Ariel Zapata, Carlos Pintos, Emilio Toribio, Elvira Gómez, Carmen Regufe, Juan Cabrera, Ramiro Alvez, Marina Ramos entre otros, forman parte de este primer grupo que suscribió esta denuncia.

--------