la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




martes, 6 de marzo de 2012

Aguerre cree que corresponde al Estado pedir las disculpas

El comandante del Ejército señaló que “los que piden
disculpas son los jefes y mi jefe es el presidente”


Ultimas Noticias 6 3 12

El comandante del Ejército, general Pedro Aguerre, está dispuesto a concurrir al acto de pedido de perdón por los hechos ocurridos en la dictadura, pero entiende que las disculpas deben ser pedidas sólo por el Estado y no por la fuerza.



El general Pedro Aguerre todavía no ha recibido la invitación para concurrir el 21 de este mes al acto en el que el presidente José Mujica asumirá la responsabilidad como jefe de Estado y de gobierno por las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura.

Sin embargo, garantizó que está dispuesto a concurrir, en primer lugar porque no encuentra “razón para no responder de manera correcta a una invitación” y en segundo término porque el artículo 168 de la Constitución establece que al presidente y al ministro respectivo corresponde “el mando superior de todas las Fuerzas Armadas”. “A mí me gusta ser constitucionalista”, señaló Aguerre a Ultimas Noticias.

Sin embargo, el militar dejó claro que entiende que cualquier pedido de disculpas debe provenir del Estado y no de las Fuerzas Armadas.

“Los que piden disculpas son los jefes y mis jefes son el presidente de la República y el ministro de Defensa. El resto son elucubraciones, temas políticos y partidarios y en eso no voy a entrar”, enfatizó.

Por otra parte, apuntó que no se trata de pedir perdón sino disculpas, lo que implica asumir la responsabilidad. “La palabra perdón no la empleo, se trata de disculpas porque pedir perdón desde la debilidad, no es pedir perdón”, afirmó.

En ese sentido, puso el ejemplo de quien maneja un vehículo, cruza una cebra a 180 kilómetros por hora, mata a una persona y después pide perdón. “Es actuar desde la debilidad y no sirve. No es lo mismo si uno va a 5 kilómetros por hora y la persona se le tira delante. Se piden disculpas por la responsabilidad que pueda haber”, explicó.

La postura del comandante es, en este aspecto, compartida por los retirados. El presidente del Centro Militar, Guillermo Cedrez, dijo a Ultimas Noticias que “el Ejército no tiene que pedir perdón porque es un ente del Estado y actuó en respuesta a lo que le pidió el poder político”.

En ese sentido, estableció que “los militares somos servidores públicos y actuamos por órdenes. Podremos cometer errores o incurrir en delitos y serán juzgados pero el Ejército no tiene motivos para disculparse”.

Por otra parte, Cedrez objetó la conveniencia del acto del 21, argumentó que el país no tiene obligación de responder al planteo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (Cidh) por el caso de María Claudia García de Gelman porque se trata de un organismo externo y entiende que no debería intervenir.

Por otra parte, reclamó que “el perdón lo pidan todos los actores” involucrados en los hechos. En ese sentido, señaló que el mandatario “tiene un doble carácter, como presidente y como ex terrorista y no se sabe en carácter de qué piensa hablar. Hasta que lo sepamos, es muy difícil opinar al respecto”.

Cedrez no tiene una posición tomada respecto a si concurrirá al acto aunque varios retirados consultados aseguraron que no habrá ningún representante de quienes estuvieron en actividad durante la dictadura.

Los comandantes de las tres fuerzas, en cambio, se deben al presidente y tendrán que concurrir en caso de ser invitados, aunque todavía no hay una resolución definitiva adoptada al respecto.

De los tres comandantes, Aguerre es el único que hasta el momento se ha referido en forma pública a los hechos ocurridos durante la dictadura. A fines del año pasado, en ocasión de la aparición de los restos del maestro Julio Castro en el Batallón 14º de Paracaidistas de Toledo, no pidió perdón pero tomó distancia de los hechos, al manifestar que “el Ejército se debe conducir en base a los principios artiguistas. El Ejército Nacional no es una horda, malón o algo similar. El Ejército no aceptará, tolerará o encubrirá a homicidas o delincuentes. Quien les habla comete errores a diario, como todo ser humano, pero cuando hablamos de delitos, esa es una línea que este Ejército y su comandante no pasarán”.


Mujica encabezará el acto por caso Gelman

El presidente José Mujica encabezará el acto en el que el Estado asumirá su responsabilidad por el crimen cometido contra María Claudia García de Gelman. Según explicó ayer el secretario de Presidencia, Alberto Breccia, Mujica leerá un discurso redactado en una comisión interministerial en la que participan también Macarena Gelman y su abogada. “Existen dentro de la comisión diversos enfoques sobre si además de la asunción de responsabilidad por parte del Estado, que es lo que exige la sentencia (de la Corte Interamericana de Derechos Humanos para el caso Gelman), debe haber un pedido de perdón”, dijo Breccia a radio Universal.

El secretario explicó que el discurso, consensuado en un 95% hasta el momento, debe tener “un contenido simbólico, una sustancia muy importante”. Dijo que reconocer el “terrorismo de Estado” significa que “el Estado cometió una cantidad de violaciones de los derechos humanos frente a cuyas víctimas tiene que asumir esa responsabilidad”.

Breccia hizo hincapié en que, de acuerdo a la potestad que le da la Constitución, es Mujica quien debe encabezar el acto de asunción de responsabilidad, pero además confesó que Mujica “siente que debe ser él” quien pida perdón. Por otra parte, dijo que todavía no está confirmada la invitación a los comandantes de las Fuerzas Armadas, aunque adelantó que, si esta se concreta, es una obligación.

El acto será llevado adelante el 21 de marzo en la Asamblea General del Parlamento.

Ese mismo día se inaugurará una placa en el edificio del Centro de Altos Estudios Nacionales (Calen), que fue cedido ayer a Presidencia desde el Ministerio de Defensa para que se instale allí el Instituto Nacional de Derechos Humanos.


Cuatro candidatos para Instituto de DD.HH.

La fiscal Mirtha Guianze, los abogados Pablo Chargoñia y Hebe Martínez Burlé y el defensor del vecino Fernando Rodríguez son los principales candidatos a integrar el Instituto de Derechos Humanos. Según lo previsto en la Ley 18846 que creó el nuevo instituto, el jueves concluirá el plazo para que la comisión parlamentaria encargada de la selección reciba las propuestas de los postulantes a los cinco cargos de la dirección del nuevo organismo. En treinta días la asesora deberá llegar a una definición, para que el 11 de abril sean designados por la Asamblea General. Guianze y Chargoñia fueron propuestos por el Pit-Cnt y organismos vinculados a los derechos humanos, Martínez Burlé fue candidateada por la Corriente de Acción y Pensamiento – Libertad (Cap-L) mientras que la propuesta de Rodríguez respondió a organizaciones no gubernamentales.
----------------