la asociación de todas y de todos los ex presos políticos de Uruguay

Joaquín Requena 1533 esquina Brandzen. Telefax: 2408 44 65. Montevideo. Uruguay. Dirección electrónica: crysol2003@yahoo.com.ar



Horario de atención en nuestra sede social: de lunes a viernes de 14.45 en adelante. Cuota social: $ 120.-




jueves, 1 de diciembre de 2011

Adiós, Maestro

Montevideo Portal. 01.12.2011

Presidencia informó oficialmente que los restos encontrados en el Batallón 14 corresponden al maestro Julio Castro, desaparecido en 1977. El informe forense indica que Castro murió de un disparo en el cráneo. Sus restos evidencian "apremios físicos asociados al momento de la muerte".

En la tarde del jueves, y en conferencia de prensa, el secretario de la Presidencia, Alberto Breccia, el antropólogo José López Mazz y representantes de la Coordinadora de Seguimiento para la Comisión para la Paz, confirmaron que los restos hallados en octubre en el Batallón 14 corresponden al maestro y periodista Julio Castro, desaparecido en 1977.

Breccia recordó que el caso de la muerte de Julio Castro había sido comprendido en la Ley de Caducidad de la Pretensión Punitiva del Estado, y que fue excluido por el presidente José Mujica, quien experimentó "conmoción y una profunda tristeza" al enterarse de la identidad de los restos.

El secretario de la Presidencia explicó que el hallazgo se realizó en el marco de las investigaciones del caso María Claudia García, y que no se esperaba encontrar los restos de Castro. En ese sentido, explicó que la Comisión para la Paz había recibido "información errónea" que señalaba que Castro había muerto en 1977, y sus restos enterrados para luego ser exhumados, incinerados y arrojados al mar en 1984.

Agradeció la labor del equipo de antropólogos que viene trabajando en las excavaciones, y dijo que "no hubo ningún dato concreto" que permitiera llegar a la localización de los restos, pero sí "una cantidad importante de indicios".

Por su parte, el jefe del equipo de antropólogos, José López Mazz, informó que otros restos óseos encontrados en distintas excavaciones, y que aún no se pudo comprobar si pertenecen a humanos o a animales, están siendo analizados en Argentina. "Los fragmentos de restos son de enorme interés para nosotros", dijo. "Sólo un laboratorio en Argentina desarrolló una técnica para identificar si son humanos o no", explicó y agregó que los trámites burocráticos insumieron más tiempo del que esperaban. No obstante, señaló que se está trabajando en nuestro país en el montaje de un laboratorio similar para acortar los plazos.


Confirmación judicial

En horas de la tarde, la Suprema Corte de Justicia emitió una comunicación en la que confirma la noticia del hallazgo de los restos del maestro Julio Castro, desaparecido desde 1977. Según la nota, a pedido del juez Penal de 2º Turno Pedro Salazar, comparecieron ante su sede Roberto E. Castro Tabo, Ariel J. Castro Tabo, Amalia Castro Ures, Inés A. Castro Ures, Inés A. Rosales Castro y Juliana Rosales Castro, todos familiares de la víctima, con la asistencia de la abogada Dra. María del Rosario Fernández Gutiérrez. También estuvo presente Eduardo P. Pirotto Graña, en representación de la Secretaría de Seguimiento por Madres y Familiares de Desparecidos.

Según los datos revelados por la Justicia, "no fue posible establecer la fecha precisa de la muerte", en gran parte porque "hubo un factor agresor de la materia orgánica como es la cal", aunque sí se concluyó que "no se trata de una muerte reciente".

La misma nota explica que "las lesiones se encuentran en región craneal y vértebras cervicales. Se trata de lesiones extensas que alcanzan todo el cráneo, con un gran conjunto de fracturas y soluciones de continuidad (faltantes de huesos) que se corresponden con lo que se denomina "estallido de cráneo". Se encuentra a nivel frontal un cuarto de circunferencia correspondiente a orificio de entrada de proyectil de arma de fuego", y establece que "la causa más probable de muerte es el disparo de arma de fuego a nivel craneal".

Además, y en lo concerniente a la etiología legal de la muerte, "se descarta la accidentalidad o la lesión auto-inferida. Se establece entonces con certeza como causa de muerte el disparo realizado por tercera persona", y agrega que "el hallazgo de ligaduras de ambas manos en posición anterior, con nudo fuertemente ajustado así como un alambre asociado a la región de los tobillos y un fragmento de costilla con fractura de características perimortem permiten establecer la situación de apremios físicos asociados al momento de la muerte".
--------------------